Síguenos en Facebook

HAMBURGUESAS PEDRÍN

HAMBURGUESAS PEDRÍN

ALAN GARCÍA EMITIÓ DECRETOS DE URGENCIA QUE BENEFICIARON A ODEBRECHT y GyM


La Contraloría General de la República posee información clasificada y documentación respecto a los decretos de urgencia Nº 047-2008, Nº 049-2009 y Nº 121-2009, que fueron promulgados en el segundo gobierno de García Pérez.

La misma entidad del Estado entregó cajas pobladas de documentos que probarían irregularidades (de la segunda gestión de la estrella) a la Comisión Lava Jato del Congreso de la República, indicando que el expresidente García emitió tres decretos de urgencia para respaldar y alentar multimillonarios proyectos que, en ese entonces, estaban bajo la administración de Odebrecht, o en su defecto, la referida firma pertenecía a algún consorcio que “luchaba” para “adjudicarse” las obras. No obstante, el Decreto de Urgencia identificado con el Nº 047-2008 es la que pone contra la pared a Alan García, ¿por qué?

Pues, de acuerdo a la hipótesis que baraja la Contraloría, ese documento promulgado el 18/12/2008 presuntamente habría favorecido directamente a la ilícita firma constructora, Odebrecht.

¿El Decreto de Urgencia Nº 047-2008 a qué obras públicas adjudicadas a Odebrecht o a uno de sus consorcios favoreció?, ¿cuántos sospechosos decretos de urgencia firmó el expresidente de la República, Alan García?

Los decretos más polémicos que promulgó García Pérez y que ahora mismo están en el ojo de la tormenta son tres y las obras beneficiadas por los decretos de urgencia del segundo gobierno de García Pérez son:

• Carretera Interoceánica Centro.
• La Planta de Tratamiento de Aguas Residuales Taboada.
• Proyecto Especial de Irrigación e Hidroenergética Olmos.

¿Qué argumentó utilizó García Perez para darle luz verde a estos decretos de urgencia?

“la crisis financiera internacional viene limitando los procesos de inversión a nivel global”.

DATO MUY IMPORTANTE:

Las tres megaobras —mencionadas líneas más arriba— han estado en manos de Odebrecht o de uno de los consorcios donde estaba la mencionada firma constructora.

Odebrecht no ha actuado solo en esta danza de los millones de dólares turbios, sino que también están OAS, Camargo Correa, Queiroz Galvao y Andrade Gutiérrez y posiblemente la firma peruana, Graña y Montero.

DATOS:

El consorcio integrado por Odebrecht y GyM obtuvo la buena pro para el proyecto Chavimochic. ¡Qué coincidencia! Este mismo consorcio construyó —en el segundo gobierno de AGP—, la Línea 1 del Metro de Lima. Obra que entregó en calidad de coimas más de US$ 7 millones a altos funcionarios de la ‘Casa del Pueblo’. Lo más increíble es que Jorge Barata, el exsuperintendente de Odebrecht, confesó ante la justicia brasileña y peruana que GyM sabía absolutamente todos los entretelones de los sobornos de Odebrecht antes de que esa constructora se adjudicara diversas obras de gran envergadura en el país. ¿También pagaron coimas para el proyecto Chavimochic? Lo sabremos muy pronto.
¿Por qué el Decreto de Urgencia Nº 047-2008 que firmó García Pérez le quitó autonomía a la Contraloría general de la República para exigir información sobre la obra Chavimochic?

Diario La República, señala en referencia al D.U., Nº 047-2008 lo siguiente: “Constriñó la capacidad de la Contraloría para solicitar información adicional antes de emitir una opinión previa a la concesión, impidiéndole actuar ante eventuales actos de corrupción”.

ATENCIÓN:


El segundo Decreto de Urgencia identificado con el Nº 049-2009, que se promulgó y se firmó el 16/05/2009 pone en condición de “necesidad pública” la construcción del Proyecto Especial de Irrigación e Hidroenergético Olmos, adjudicada a Odebrecht.

El tercer Decreto de Urgencia identificado con el Nº 121-2009 alienta nuevamente el proyecto Chavimochic, como el D.U., Nº 047-2008.

Estos tres decretos de urgencia declaran a todos los proyectos mencionados líneas arriba como obras de “necesidad pública”.

Todo esto resulta muy sospechoso, dado que las megaobras: el Metro de Lima, Chavimochic y Olmos son obras que han tenido la venia a través de D.U., de García Pérez. Por ese motivo, la Procuraduría del Estado, la Contraloría General del Estado y la Comisión Lava Jato considera pertinente una exhaustiva investigación en los dos proyectos multimillonarios: Chavimochic y Olmos, puesto que también recibieron el apuntalamiento de los referidos decretos de urgencia. Asimismo, es crucial señalar que el Ministerio Público y La Defensa Jurídica del Estado solo le han puesto el ojo en el caso de la Línea 1 del Metro de Lima, luego de la delación Jorge Barata, pero francamente aún ni siquiera han empezado en los casos de los proyectos Olmos y Chavimochic. Allí posiblemente hallarán el fondo del iceberg.

La tesis que actualmente baraja la Comisión Lava Jato del Congreso de la República sobre estos misteriosos decretos es: “en el segundo gobierno de García Pérez posiblemente se habría promulgado decretos de urgencia, con el objeto de presuntamente reforzar y alentar obras multimillonarias que estaban en manos de la ilícita firma constructora, Odebrecht”.

CONCLUSIÓN:

Estos indicios indicarían que presuntamente García Pérez habría obrado para favorecer con obras multimillonarias a la corruptora firma, Odebrecht. ¿Todo un sistema o una mera coincidencia? Precisamente ¿por qué estos documentos solo habrían favorecido a Odebrecht, firma acusado por corrupción de funcionarios en todo el continente?

Y por último, la Procuraduría Ad Hoc del Caso Lava Jato denunció a Alan García ante el Ministerio Público por haber emitido normas que presuntamente habrían favorecido a Odebrecht (constructora acusada en todo el continente por corrupción de funcionarios) en la construcción del proyecto: La Línea 1 del Metro de Lima.

UNJFSC

UNJFSC