MPHH 2

MPHH 2

Los insólitos privilegios de Ollanta y su familia


Los beneficios que el Estado otorgará a Ollanta Humala en cinco años por el solo hecho de haber sido presidente de la República tienen un costo de S/ 3’500,000. Estamos hablando de su sueldo y el de dos asesores y una secretaria, a lo que hay que añadir y sumar los gastos de gasolina y automóvil del año y otras granjerías como son la seguridad, que incluye no solo a su esposa e hijos sino también a sus padres y otros familiares.

Según un cálculo rápido, hecho por el economista Germán Lench Cáceres, estos beneficios, incluidos el combustible, vehículo de lujo y servicios que pagar por oficina y otros, bordean los 4 millones de soles. Demasiado, afirma el especialista en temas de administración pública.

“Son montos que, más allá de Humala y su esposa Nadine Heredia, si no se toman medidas, se aplicará a todos los expresidentes, montos que en todo caso debería pagarlo su partido o sus partidarios y no salir de los impuestos que recauda un país que actualmente tiene un déficit del 3.3 % del PBI”, sostuvo el también exasesor de la Comisión de Presupuesto del Parlamento.

MESA DIRECTIVA

Es de recordar que la gran mayoría de los beneficios que obtienen los expresidentes se dan por acuerdo de la Mesa Directiva del Congreso y después se hacen ley.

Como la del domingo 28 de febrero de este año, al publicarse en el diario oficial “El Peruano” el Decreto Supremo Nº 004-2016- IN, por el cual, los padres, hijos y cónyuges de los expresidentes tienen derecho a seguridad policial de por vida.

Sin embargo, estos nuevos beneficios que obtuvieron los exmandatarios durante la gestión Ollanta Humala son cuestionados por Fuerza Popular, partido que ha presentado un proyecto de ley modificatorio de aquella norma.

Es de recordar que cuando aún existía la Cámara de Senadores y el Perú se regía por la Constitución Política de 1979, estaba vigente su artículo 166, que ordenaba que “son senadores vitalicios los expresidentes constitucionales de la República”.

En nuestros días, al no existir la Cámara de Senadores y al regirnos por la Constitución de 1993, estos beneficios ya no deberían subsistir, pero no es así, sostienen los expertos.

Fujimori rubricó en su momento el Decreto Ley Nº 25493 de fecha 11 de mayo de 1992, mediante el cual las pensiones y demás beneficios de los expresidentes de la República les serían abonados directamente a través de la Secretaría General del Pliego de la Presidencia del Consejo de Ministros.

Saltando distancias, el 28 de febrero de este año –como señalamos líneas arriba– se publicó el Decreto Supremo Nº 004-2016. Cabe precisar que el expresidente Alejandro Toledo es el único que goza de las prerrogativas en mención; ni Alan García, ni mucho menos, como es obvio, el encarcelado Alberto Fujimori tienen estos beneficios.

ALAN RENUNCIÓ

El expresidente Alan García confirmó, por su parte, que en 2012 renunció a los privilegios asignados por el Congreso de la República a los exmandatarios.

“El 2012 renuncié a tener oficina, asesores, gas o/auto por ser privilegios indebidos. Nunca los tuve. Nadie lo destacó”, escribió García en sus cuentas de Twitter y Facebook.

El líder aprista adjuntó una carta enviada a la Oficialía Mayor del Congreso firmada el 25 de enero de 2012, meses después de dejar el Gobierno.

“El suscrito no hará uso ni de las plazas administrativas ni del monto asignado por concepto de gasolina, que el Congreso de la República, según acuerdo N° 148- 2009-2010/MESA-CR, me asigna en mi condición de expresidente constitucional de la República”, se lee en el texto.

EL COMPATRIOTA

De otra parte, un periodista que ha seguido de cerca este tema, Alfredo Vignolo, asegura que entre las disposiciones que serán retribuidas a Humala se encuentra una remuneración vitalicia de S/ 15,600, un seguro de salud, seguridad policial y un vehículo con combustible, así como también un asesor, un técnico y un auxiliar.

A fines de agosto y de por vida Humala recibirá 30 mil 834 soles, sin necesidad de realizar actividades propias como expresidente, esto gracias a su “compatriota” Víctor Isla, quien en diciembre de 2012, cuando era presidente del Congreso, logró tal “beneficio” para su jefe político.

“En 2011, cuando Daniel Abugattás era presidente del Congreso se ratificó el acuerdo de la Mesa Directiva del Parlamento (No. 042-2011-2012/MESA-CR), en el que se describen los beneficios de personal y logísticos que se brinda al expresidente Toledo, y por ende, le corresponden ahora a Humala”, afirma Vignolo.

Humala tendrá el mismo personal que un congresista en ejercicio, es decir, dos asesores, cada uno con un sueldo S/ 11,021.00, un técnico con S/ 7,189.00 y otro con S/ 2,482, asegura el periodista.

Todos ellos serían funcionarios de “confianza”, es decir, no del servicio parlamentario, de donde saldrán los recursos, sino de elección del exmandatario, y por su naturaleza de contrato, no tendrían que marcar tarjeta de ingreso ni de salida.

GASOLINA A RAUDALES

Solo en personal representará un desembolso que alcanza los S/ 31,713. Pero allí no queda la cosa, los beneficios contemplan una asignación de 300 galones de gasolina mensuales equivalente a S/ 3,600.

En febrero último, Humala firmó el precitado Decreto Supremo No. 004-2016-IN, que aprueba el Reglamento del numeral 16 del artículo 19 del Decreto Legislativo N° 1148, Ley de la Policía Nacional del Perú, modificado por el Decreto Legislativo N° 1230, sobre seguridad y protección a funcionarios y personalidades.

La seguridad y protección personal permanente a un funcionario o una personalidad, incluye la protección del inmueble donde fija su domicilio y en el que labora, dice la norma en otro artículo.

Son 14 los agentes, divididos en dos turnos, que se destinarían para asegurar la protección de Humala, con un sueldo promedio de S/ 3,000, sumando 42 mil soles.

Para cerrar con broche de oro este despilfarro, se le asignará, subrayamos, un auto último modelo, cuyo costo fluctúa alrededor de los 50 mil dólares. Eso sí que se llama la “gran transformación” de la familia Humala-Heredia. Estamos notificados.

Por: Erick Sánchez N.  & Expreso.com.pe