MPHH 2

MPHH 2

PRIMER MAL PASO DE PPK: Interior y Justicia desentonan en seguridad


Exhiben estrategias dispares. Mientras Carlos Basombrío propone “medidas fuertes” para capturar a más bandas y delincuentes, Marisol Pérez Tello plantea dar más beneficios penitenciarios a reos y que algunas penas se castiguen con servicios comunitarios.


El presidente Pedro Pablo Kuczynski aseguró ayer que las primeras medidas de su mandato estarán orientadas a combatir la inseguridad ciudadana de manera articulada. Sin embargo, las declaraciones de sus ministros del Interior, Carlos Basombrío, y de Justicia, Marisol Pérez Tello, según algunas lecturas, parecen haber estar yendo por caminos separados.

Aunque no se conocen detalles de sus planes de 100 días, Basombrío adelantó que implementará “medidas fuertes” los primeros 15 días de su gestión para capturar a más delincuentes y desbaratar más bandas criminales; mientras que Pérez Tello cocina la idea de apostar por una reforma penitenciaria con mayores beneficios para los reos y el establecimiento de trabajo comunitario para algunos delitos.

Durante una entrevista a RPP, el titular de la cartera del Interior afirmó que trabajará desde el primer día y “en los primeros 15 días ya van a haber medidas puestas en ejecución que van a ser fuertes en el sentido de mandar el mensaje de que hay luz al final del túnel”.

Además, en Canal N, acotó que lucharán por erradicar al crimen organizado, especialmente en lo que se refiere a la extorsión, delito que se extendió a nivel nacional desde el 2007.

“Primero la extorsión, luego el tema de los sicarios (...) raqueteros y ‘marcas’. Todo eso no se combate con el policía del barrio. Eso es investigación criminal, inteligencia, gente limpia dotada con los equipos que necesitan”, expresó, para luego añadir que potenciarán la Dirección de Investigación Criminal.

Argumentó al respecto que la labor de los detectives será rápida a fin de que los cabecillas de las organizaciones criminales no sean reemplazados por otros tras ser capturados y recluidos en establecimientos penitenciarios.

“Hay que cortar cabezas más rápido de las que se forman. No es que la Policía no desbarate bandas, pero se están formando más rápido de lo que se desbaratan. Pero tenemos que revertir eso”, sostuvo.

Asimismo, aseguró que coordinará transversalmente con la titular de Justicia y buscará conversar con el Poder Judicial y el Ministerio Público para unir esfuerzos en ese sentido.

EN LA OTRA ORILLA. 

En tanto, la visión desde el Ministerio de Justicia es menos represiva y, por el contrario, la flamante ministra Marisol Pérez Tello apuesta por una reforma que permita beneficiar a los delincuentes que hayan logrado la resocialización. Es más, mira con buenos ojos el otorgamiento de indultos.

Así, explica que una de sus primeras políticas a implementar será reformar el Instituto Nacional Penitenciario (Inpe), para fortalecer las leyes generales que ya se habían dado para el “antihacinamiento”.

La siguiente política que retomará por estos días será la del indulto. Si bien recordó que el tema de los “narcoindultos” ha generado todo un cuestionamiento en torno a ellos, piensa que son una buena opción. “De lo que hablamos es de los indultos como figura institucional; no hablamos de los indultos solicitados, sino que el indulto como tal es una figura positiva”, declaró desde Chiclayo.

En ese sentido, comentó que lo que habría que hacer es eliminar la corrupción en su otorgamiento.

Otro tema prioritario en el inicio de su gestión, dijo, es “repensar el sistema de beneficios penitenciarios para aplicarlos progresivamente”.


Si bien remarcó que el delincuente “reincidente” tiene que tener mayor sanción y acumulación de penas, como lo señaló el presidente Pedro Pablo Kuczynski, “también tiene que haber progresividad hacia abajo, es decir, que quien manifiesta una evidencia de estar resocializado y pueda ser integrado a la sociedad sin riesgo, debe ser integrado”.

“Esas son las grandes líneas de trabajo. Por supuesto, acompañando esto con la implementación de grilletes, que es urgente; y algunos penales que tienen oportunidad de ser repotenciados, serán repotenciados”, advirtió.

CÁRCEL NO ES SOLUCIÓN. 
La visión de Pérez Tello, en ese sentido, es apostar por aplicar penas alternativas para no saturar más los penales.

Al ser consultada sobre si apostaba por mayores penas para la lucha contra la inseguridad, expresó enfática: “No creo en el populismo penal”.

“Hay delitos que necesariamente deben ser penalizados y sancionados, pero hay otras penas alternativas que no se han implementado, como el servicio comunitario, y para eso vamos a necesitar un trabajo diario y cotidiano con los gobiernos locales. Ese es el proceso”, anunció.

Por ello, aclaró que “la cárcel no es un venganza, es un proceso por el cual la persona que comete un delito debe pasar para procurar entrar en una resocialización que le permita reincorporarse a la sociedad y ser una persona útil”.

“Las personas hemos llegado a creer que meter a la gente presa es la solución; y nosotros consideramos que mientras menor sea el número de personas privadas de su libertad que representen mayor grado de peligrosidad, más vamos a poder controlar cuáles son sus actividades dentro del penal”, precisó.

CIFRA
75% de coincidencia tienen los planes de gobierno en seguridad, según Basombrío.

50% de la población penitenciaria se encuentra recluida en prisión preventiva, según cifras del Inpe.

Cita
Zavala se reunirá con Luz Salgado el martes


El presidente del Consejo de Ministros, Fernando Zavala, se reunirá este martes 2 de agosto con la presidenta del Congreso, Luz Salgado.

La cita se dará desde las 10.00 horas. Se supo que la reunión entre ambos será para coordinar la fecha y hora de la exposición del plan de gobierno de PPK así como el del voto de investidura.