Parte 1: Las millonarias indemnizaciones a terroristas que la CIDH ordenó pagar a Perú

El Perú es un país en donde definitivamente todo puede suceder. 

No solo estamos liberando actualmente a peligrosos terroristas debido a beneficios penitenciarios otorgados durante el gobierno de Toledo, sino que también tendremos que indemnizar a muchos de ellos en cumplimiento de las sentencias de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que actualmente vienen perjudicando al país.
Según el ex ministro de justicia y ex primer ministro, Juan Jimenez, a enero del 2012 existen 360 denuncias ante la CIDH contra Perú de las cuales 68 fueron admitidas, de esta manera Perú es el país de América con más denuncias ante esta instancia internacional.

De todos estos casos, los de derechos humanos son los mas perjudiciales porque se convierten en litigios permanentes (nunca se archivan). Hasta febrero del 2012, de los 26 fallos de la CIDH, en todos perdió el Estado Peruano.

De acuerdo al ex agente del Estado ante organismos supranacionales, Luis Alberto Salgado, hasta el 2007 Perú había pagado más de 17 millones de dólares solo en indemnizaciones por sentencias a la CIDH. Se debe tomar en cuenta que estos casos se perdieron tanto debido a la pésima defensa del Estado Peruano durante los gobiernos de Toledo y Paniagua, así como por cierta intencionalidad política durante el gobierno toledista (personificada en su ex ministro de justicia y luego juez de la CIDH Diego García Sayán) de allanarse ante la mayoría de sentencias de la CIDH, para criminalizar después al ex Presidente a Alberto Fujimori Fujimori, al respecto pueden leer este interesante artículo del Dr. Tapia Tapia sobre el tema.


1) Caso Lori Berenson (MRTA)

La CIDH ordenó en un fallo del 27 de noviembre del 2004 que se le pague treinta mil dólares (U$30,000) a la emerretista Lori Berenson. Asimismo, la sentencia incluye la condonación del pago de cien mil soles de reparación civil (S/100,000) que Berenson debía al Estado Peruano. 

La terrorista Berenson fue sentenciada por intentar asaltar el Congreso de la República con otros miembros del MRTA. El pago a la terrorista fue efectivo el 15 de marzo del 2006 durante el gobierno de Toledo. Lori Berenson actualmente se encuentra liberada y vivió en el distrito de Miraflores en Lima, el día 2 de diciembre del 2015 fue expulsada de Perú y viajó a su país natal, Estados Unidos.

2) Caso María de la Cruz Flores (Sendero Luminoso)

El Perú tuvo que pagar US $319,000 a la terrorista María De la Cruz Flores, quien a pesar de estar sentenciada a 20 años de prisión continúa prófuga de la justicia. 

Según la demanda a la CIDH supuestamente se violaron sus derechos humanos durante su detención y procesamiento. La sentencia de la corte fue el día 18 de noviembre del 2004, en la cual, aparte de la indemnización se incluía la obligación del Estado de reincorporar a la terrorista en sus labores de médica, así como de brindarle una beca para su capacitación y actualización. El día 23 de noviembre del 2007, la CIDH declaró que el Perú había cumplido con el pago a la terrorista.

De La Cruz Flores fue acusada de ser miembro de Sendero Luminoso y de haberles brindado asistencia médica a terroristas. El 23 de noviembre del 2009 fue condenada a 20 años de cárcel, sin embargo fugó de Perú y actualmente se encontraría en Alemania.

3) Caso Maria Loayza Tamayo

María Loayza Tamayo es una profesora acusada de ser miembro del grupo terrorista Sendero Luminoso. La CIDH ordenó en su sentencia indemnizarla con US$ 50 mil y dejar sin efecto su condena de 20 años de prisión. Según la Corte el fuero militar la había absuelto y sin embargo volvió a ser juzgada nuevamente por el fuero común.

Al respecto según el juez de la CIDH, Montiel Arguello, su absolución fue una fórmula oscura de parte de los demás jueces de la CIDH: "Respecto de la orden de libertad de María Elena Loayza Tamayo, la Corte ha usado una fórmula bastante oscura que equivale a un decreto de absolución de la procesada y como fundamento se aducen las violaciones de los derechos consagrados en la Convención, especialmente de la prohibición del doble enjuiciamiento. Cualquiera que sean los vicios de un proceso, ellos pueden conducir a su anulación por un superior competente, pero no a la absolución del reo. En cuanto al doble enjuiciamiento, podría entrar a otras consideraciones, mas lo estimo innecesario en vista de que, en mi opinión, no ha existido tal violación".

4) Caso Mónica Feria (Sendero Luminoso)


La captura internacional de Feria fue solicitada en extradición por el Estado Peruana en el 2007, sin embargo fue premiada hace poco como “defensora” de derechos humanos por la Fundación Gruber, recibiendo un monto de U$500,000 dólares en un premio compartido en Estados Unidos. Actualmente reside en Alemania.

El 13 de enero del 2007 la CIDH, debido al caso Castro Castro, la CIDH también ordenó pagarle "cuatro mil dólares por ser una de las internas que se vio involucrada en el develamiento del penal, del cual resultó ilesa. A ese pago, se agrega la suma de 75 mil dólares por “costas y gastos” del proceso, es decir, por haberse dedicado a tiempo completo y durante varios años a sustentar la demanda de los deudos de Castro Castro ante la Comisión y la Corte interamericanas. Es decir, el Estado debe pagarle por haber defendido, asesorado y apoyado febrilmente a sus compañeros de Sendero Luminoso. Paralelamente, el tribunal supranacional ha ordenado también el pago de mil 500 dólares a favor de su madre, Edith Tinta, y de su hermana, Rubeth Feria Tinta, por los maltratos sufridos cuando estaban fuera del penal Miguel Castro Castro entre el 6 y 9 de mayo."

Autor: Frank Krklec T.* (@blogcyh)