MPHH 2

MPHH 2

"La gran usurpación’' El libro de Omar Chehade sobre Nadine y Ollanta



La gran usurpación es el libro que presentará, este viernes en el Congreso, el legislador Omar Chehade. Perú21 publica un adelanto de la obra escrita por el ex nacionalista sobre la base de su cercanía con la pareja presidencial. Asegura que Heredia “ocupaba espacios públicos que corresponden exclusivamente al jefe de Estado, opacándolo en el ejercicio del cargo…” (Pág. 33)

EL PERFIL DE NADINE

Uso y abuso del poder al grado de hacerse llamar ‘La Jefa’ por congresistas y funcionarios del Poder Ejecutivo. Al tiempo que cuando se refería a los ministros de Estado, los llamaba “mis ministros”. (Pág. 33)

HUMALA PONE EL PECHO POR SU ESPOSA

Recuerdo que Ollanta hablaba descontroladamente diciendo: “Si quieren, métanse conmigo, háganme a mí lo que quieran, pero no se metan con mi esposa, no soporto la cobardía de querer joder a mi familia”. (Pág. 68)

HUMALA, EL INTROVERTIDO

Aquella noche en casa de Lerner vi a un político sólido en convicciones pero corto de palabras e introvertido socialmente, que miraba a menudo a su esposa después de decir alguna frase o de decretar algo, como esperando la aprobación de Nadine por las respuestas o comentarios que daba. (Pág. 39)

ORDEN DE HUMALA CONTRA KEIKO FUJIMORI

Cuando terminamos de estrecharnos fraternalmente la mano, Ollanta me dijo: “A partir de mañana quiero que te cuelgues de la yugular de la China (N.de R. Se refiere a Keiko Fujimori). Tú has sido el procurador que extraditó a su padre Alberto Fujimori y se enfrentó a ese gobierno, entonces quiero ahora que seas su pesadilla”. (Pag. 101)

NADINE HEREDIA ES LA QUE ORDENA

La respuesta de Daniel (Abugattás) fue concisa: “Omar, estoy de acuerdo contigo, Ollanta cree en ti, pero quien te ha puesto la cruz es Nadine, ella se ha puesto fuerte con su marido, y le ha instruido acerca de esta decisión. Ella no te quiere ni ver, y desea que renuncies a la vicepresidencia. Sé que es difícil que renuncies a lo más importante que has ganado en tu vida, que es ser vicepresidente del país, pero esta no es una decisión ni mía ni de Ollanta, sino de su mujer, y él le hace caso”. (Págs. 189-190)

NADINE FESTEJA CON LA PLANCHA PRESIDENCIAL EL TRIUNFO

Al terminar de hablar, Ollanta, Nadine, Marisol y yo nos dimos la mano haciendo una especie de cadena, y levantamos los brazos en señal de triunfo. En ese momento, no comprendía, pensaba que la aparición de su esposa, ajena a la plancha presidencial, aunándose a la escena emblemática del protagonismo en momentos de triunfo representaba una buena señal: La pareja feliz, la familia de por medio, el rostro fresco y juvenil de la esposa, y una mujer peruana. El tiempo se encargaría en demostrar, más bien, que era el principio de la gran usurpación del poder, como veremos más adelante. (Pág. 119)

DESPOTRICA DEL PREMIER RENÉ CORNEJO

En ese momento ninguno de los presentes podía creer lo que estaba escuchando de los labios del Presidente de la República: “¡qué se habrá creído ese cobarde de Cornejo para poner la cabeza de mi esposa Nadine en bandeja de plata a la oposición! Ni Nadine ni yo le ordenamos a ese miserable que elabore el documento sugerido por la oposición, en la que dice que delineará la cancha para no permitir intromisiones de mi mujer. ¡Lo que ha hecho ese señor es salvar solamente su pellejo!”. (Pág. 251)

ABUGATTÁS DESCRIBE EL COGOBIERNO HUMALA-HEREDIA

Daniel (Abugattás) un tanto ofuscado al escuchar mis palabras, y en tono serio me dijo: “Omar, tú no entiendes nada de esto, ¿en qué país vives? Mientras Nadine maneja la parte económica, social, obras públicas y designación y salida de ministros, Ollanta se encarga de su especialidad, la dirección de la seguridad ciudadana, los temas policiales y de la Fuerza Armada. Lamentablemente ambos por igual tienen su cuota de poder bastante diferenciada.

Me sorprendió lo que me estaba diciendo, y me costó creerle, tanto que le respondí: “¿sabes que lo que me cuentas es bastante grave? Y más en tu posición de Presidente de un Poder del Estado, como es el Legislativo. Si es cierto, entonces atrévete a denunciarlo”. Se sonrió de mi posición, y no dijo nada más al respecto. (Pág. 189)

HEREDIA LE BAJA EL DEDO A JAVIER DIEZ CANSECO

Ollanta volteó donde Nadine sentada a su izquierda, charlaron en voz baja por breves segundos, hasta que ella le movió la cabeza como expresándole a su marido que ya era hora de tocar el tema principal. El Presidente hizo caso (…) y dijo : “Este jueves 15, se verá la recomendación de sanción a Javier Diez Canseco. Entiendo que la Comisión de Ética recomendó al Pleno inhabilitarlo por 90 días (…). Muy bien, entonces les instruyo a ustedes que sigan la línea que siempre hemos seguido, es decir, no oponernos a las recomendaciones de ese grupo de trabajo, y hacer caso al pie de la letra los designios de sanción que la Comisión ha señalado”. (Pág. 204 – 205)

LA ORDEN DE ‘LA JEFA’

A los pocos días en el hemiciclo, se dio lectura a la conformación del nuevo cuadro de comisiones, y con sorpresa escucho que fui sacado, sin ningún tipo de comunicación ni consulta previa, de la Comisión Permanente.

Me llamó la atención y pensé que se trataba de un error, por lo que me acerqué al jefe de bancada, Fredy Otárola, para preguntarle qué estaba sucediendo. El portavoz, sin ruborizarse, tomándolo como un hecho muy natural me respondió que “La Jefa” Nadine había dispuesto mi separación como miembro integrante de la Comisión Permanente del Congreso. Y para refregarme en la cara la fortaleza de su poder, sacó su teléfono que tenía en el bolsillo de su saco, encendió la pantalla y me mostró el mensaje de “BBM” que le enviaba la propia primera dama, instruyéndolo para modificar el cuadro de comisiones, poniendo y sacando integrantes”. (Pág. 198)

ESPERA RETORNO DE NADINE PARA RESPONDER A GARCÍA

Cuando terminé de darle el mensaje a Ollanta (sobre el interés de Alan García de reunirse con él), este se quedó callado, mudo, como ido, casi hipnotizado.

Lo miré y después de medio minuto de silencio, le pregunté: “Ollanta, qué le digo, qué le respondo.
¿Que sí o que no?
Como divagando por la estratósfera, me respondió: “No sé, ¿hay que respóndeles algo? ¿Te han pedido una respuesta?”. (…)

Ollanta se tomó nerviosamente la cara con las dos manos, se frotó los ojos, y casi como un niño me dijo: “No sé qué decirles, me has tomado de sorpresa, en minutos no te puedo responder nada. No sé, lamentablemente Nadine no está, se encuentra en Chile, pero regresa mañana al país, le consultaré a ella”. (Pág. 226)

NADINE LE BAJA EL DEDO A CHEHADE

“Ese mismo día, 19 de octubre de 2011, en evidente conspiración política contra mi persona, Nadine Heredia publicó el conocido twitt: “tan difícil es caminar derecho?”, con lo cual propiciaba la estocada mortal, en ese contexto de linchamiento público. Al día siguiente los medios de comunicación titulaban: “Nadine y Gana Perú le ponen la Cruz a Chehade” (La Razón, 20/10/11) “Chehade se va quedando solo” (La Primera, 20/10/11).

Por aquel entonces Nadine Heredia contaba con el 75% de aprobación ciudadana en las encuestas, por lo que ella era consciente del efecto demoledor de una expresión de esa naturaleza contra quien fue su exitoso, leal y fiel abogado. (Pág. 184)

HUMALA: NADIE SE METE CON NADINE

Luego le recordé a Ollanta Humala que había sido un error político haber atacado a la procuradora Julia Príncipe, por el solo hecho de preocuparse de Nadine y comenzar una nueva investigación. Le recomendé que se mantenga al margen por tratarse de su esposa… “Antes de ser esposo de Nadine, eres el presidente del Perú”, le comenté. Sin embargo, él ya no entendía razones. A pesar de la cordialidad con la que me trató, me señaló que la actitud de Príncipe no iba a quedar así. “Nadie se mete con Nadine. Esta procuradora olvida que su ex marido ha estado inmerso en un tema judicial por lavado de activos. Hace años vino a nuestro partido a querer postular. Julia Príncipe se ha convertido en la caja de resonancia de la oposición, le está haciendo el juego a los fujimoristas. Desde ahora te digo que la vamos a botar”. (Pág. 273)