MPHH 2

MPHH 2

Setiembre 1988: El MRTA ametralló a ocho travestis en Tarapoto



Bajo la misión de "limpieza social", cometieron decenas de asesinatos.
Ramiro Sánchez no sabía leer ni escribir. Cuando llegaron a su domicilio mensajes que decían "El pueblo te repudia. Los maricones deben morir" y “¿Qué estás haciendo? Ya debes irte de esta ciudad”, le fue imposible identificar las advertencias.

Una mañana de febrero de 1989, durante un paro en Tarapoto en el que Ramiro encabezaba una olla común en el piquete que bloqueaba la entrada al aeropuerto, seis terroristas lo tomaron del cuello. Mientras se encontraba aprisionado, quienes lo sometían preguntaron al pueblo: "Qué le hacemos? Es un mal elemento". Y el pueblo respondió: "¡Que desaparezca!". Un balazo certero acabó con su vida.

El Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA) ya había expresado su rechazo a la comunidad homosexual en Tarapoto y manifestaba abiertamente su propuesta de "limpieza social". Se decía que no había una tercera advertencia para los miembros del colectivo gay.

Muerte en Las Gardenias


El asesinato de Ramiro Sánchez marcó el inicio de un año sangriento para el colectivo gay de Tarapoto. Cinco meses después de su muerte, otro episodio -registrado en el informe de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR)- marcó la historia.


Seis miembros del grupo subversivo ingresaron a la discoteca Las Gardenias. Ahí, aprehendieron a ocho personas -en su mayoría travestis-, y las asesinaron en frente de todo el barrio. Sus cuerpos masacrados quedaron inhertes en el asfalto.