NADINE HEREDIA: LOS MOTIVOS PARA QUE SU MADRE SEA INVESTIGADA

Antonia Alarcón Cubas es la madre de Nadine Heredia y está comprendida en la investigación fiscal por el delito de lavado de activos que enfrenta la Primera Dama.

La señora Alarcón es procesada por dos hechos puntuales: por haber sido la receptora del dinero que la empresa venezolana Kaysamak le envío y que luego entregó a su hija. Y segundo, por sus adquisiciones inmobiliarias que se condicen con sus ingresos mensuales como conductora de una movilidad escolar y que según su testimonio oscilarían entre los 4 mil y 4, 500 soles.

La historia de las adquisiciones de la madre de Nadine Heredia

El hermano de Nadine Heredia, Ángel Ilich junto a su esposa, adquirieron una parcela ubicada en el kilómetro 37 de la Panamericana Sur en Lurín por la suma 9 mil 171 soles. Les fue adjudicado por la Asociación Agropecuaria Sumac Pacha, el 7 de octubre de 2011. Al mes siguiente, el 26 de noviembre, Ángel Heredia le vendió el terreno a su madre Antonia Alarcón por el mismo precio. Ni un sol más, ni un sol menos.

Dos años después, el 11 de junio de 2013, la madre de Nadine decidió vender la parcela en 200 mil dólares. Negocio redondo si no fuera porque el comprador, Christian Alfonso Serna Águila, tenía en ese entonces 20 años y canceló los 200 mil dólares al contado través de dos cheques de gerencia.

Antonia Alarcón dijo ante la fiscalía que con ese dinero compró luego un departamento ubicado en la cuadra 4 de la calle Fernando Castrat en Surco al precio de 245 mil dólares.

Los vendedores fueron Filomeno Serna Guía y su esposa Nilda Águila Sallar, propietarios de la inmobiliaria Serna SAC, padres además de Christian Serna, el mismo estudiante que antes le había comprado el terreno de Lurín a la señora Alarcón.

Cuando el fiscal Germán Juárez le preguntó a la madre de Nadine Heredia de dónde sacó los 45 mil dólares que le faltaba para comprar la vivienda de Surco, ella dijo que ese dinero lo tenía guardado en su casa, afirmando además que nunca lo bancarizó.

Poco después, el 9 de febrero de 2015, Antonia Alarcón decidió que el departamento le quedaba chico así que lo vendió por 15 mil dólares más, a 260 mil dólares a Filomeno Serna, el ex propietario.

Seis meses antes, en agosto del 2014, la madre de Nadine ya había comprado una casa ubicada en la calle Loma Umbrosa 328 en Santiago de Surco valorizada en 400 mil dólares. Y pagó en efectivo.

Según lo declarado por Antonia Alarcón ante la fiscalía, los 400 mil dólares se juntaron así:
260 mil dólares producto de la venta del departamento de la calle Castrat.
40 mil dólares provenían de los ahorros de su actual esposo, el coronel en retiro Carlos Gabriel Arenas y 10 mil dólares eran suyos, todo este dinero dice, estaban a buen recaudo en algún lugar de su vivienda.
20 mil dólares correspondían a los ahorros que tenía en una cuenta en el Interbank y 70 mil dólares se los prestó el ya mencionado empresario Filomeno Serna.

"El Ministerio Público ha sostenido que no se ha acreditado, no se ha justificado la procedencia legal de ese dinero de la casa de Loma Umbrosa valorizado en 400 mil dólares y que, al parecer, ha habido transacciones para efectos de acreditar un dinero con la compra o venta de un inmueble en Lurín que de 9 mil soles pasó a venderlo a 200 mil dólares y que quien lo compra es una persona de 18 años que no tenía la capacidad económica para adquirir ese bien". Fiscal Germán Juárez

Para recoger la versión de Filomeno Serna, su esposa y su hijo, Cuarto Poder los buscó en su casa y en su negocio y se dejaron los datos para que se comuniquen, pero hasta el cierre de la edición no se recibió su declaración. También se llamó al abogado de Antonia Alarcón, Mario Rodríguez Hurtado, pero no quiso participar en este informe.

Dinero venezolano


Sobre los 67 mil dólares que la madre de la Primera Dama recibió de la empresa venezolana Kaysamak, ella respondió ante el fiscal, el 29 de febrero de este año, lo siguiente:

“En el 2005 mi hija Nadine Heredia Alarcón me pide que aperture una cuenta en el Banco de Crédito en dólares porque iban a haber unas transferencias, unos giros para la formación del movimiento Nacionalista en ese momento. Los depósitos que llegaban yo los iba retirando poco a poco según como iban llegando, y yo le entregaba a mi hija en efectivo”

Esta semana el presidente Ollanta Humala defendió nuevamente a su esposa, cuya situación legal parece complicarse con las nuevas evidencias que se desprenden del levantamiento de su secreto bancario y de los testimonios de testigos y colaboradores eficaces quienes aseguran que la Primera Dama recibió dinero procedente de contratos simulados y del gobierno de Venezuela y de las empresas brasileras OAS y Odebrecht.

El mismo presidente anticipándose a las posibles restricciones que se podrían dictar en su contra, como el impedimento de salida, indicó: “Después del 28 el blanco seré yo”

La fiscalía adelantó que apenas el presidenteOllanta Humala culmine su mandato podría ser incluido en la investigación por presunto lavado de activos que se sigue contra su esposa. Los delitos por los que se le investigará al presidente, el origen de los aportes desconocidos de las campañas del 2006 y 2011, sucedieron antes de que él llegara a Palacio de Gobierno.

En la formalización de la investigación por lavado de activos que hizo ante el Poder Judicial el fiscal Germán Juárez sindicó a Ollanta Humala y a Nadine Heredia como los presuntos cabecillas de una organización criminal dedicada a captar dinero de procedencia ilícita.