Pregunta no es “¿quién va a ganar?”



Aldo Mariátegui

PPK debió asumir el rol del estadista. Mal hizo en asumir el consejo de Sinesio López y los rojos de ser Popy. No es lo suyo. No es Mulder, así que, cuando se quiere poner duro, no le salen frases contundentes, sino pachotadas. Y no debió descuidar su fortín, Lima, donde tiene que ganar por varios puntos. Es una campaña, no una coronación. No te ungen, sino te eligen. Los votos no se recogen por default nomás.

-Tras reuniones con expertos y adelantos de cifras, por lo visto ya la pregunta no es “¿quién va a ganar?”, sino “¿por cuánto va a ganar x’?”, pues uno ya se ha vuelto lo que los encuestadores llaman “tendencia” y romper esa viada es complicado a estas alturas. Tendría que pasar algo muy fuerte para frenar y revertir esa “tendencia”. Pero ojo, que el partido aún no acaba y el triunfalismo puede ser el peor enemigo.

-Me sorprende la histeria infantil de los rojos y caviares. ¡Pareciese que Hitler estuviese por llegar al poder! Y hablan ya huachafamente de “La Resistencia”, como si no pensasen respetar, desde el saque, la legitimidad de quien gane en las urnas. A la derecha le aterraba Humala, pero respetó y acató su triunfo.

-El Tribunal de Ética del Consejo de la Prensa Peruana (Diego García Sayán, Luis Peirano, Teresa Quiroz, Alfonso de los Heros y Chela Fernández Baca) está hasta las caiguas. Han demostrado no tener la menor idea de lo que es la profesión en su fallo contra Perú21 por una información sobre Félix Moreno (¡hasta sustentaron su querella!) y por pretender que EC se inmiscuya en el texto –y pleito ajeno– de una columnista. ¡Mucho caviar (Diego García Sayán, Peirano y Quiroz) y ningún periodista pues! ¡Pongan periodistas a juzgar periodismo, no a “notables”! ¡Y menos aún a García Sayán!