MPHH 2

MPHH 2

JAVIER ALVARADO GOLPEARA A PERIODISTA RUBEN AUQUI POR OFENDERLO.


Un acalorado encuentro tuvo esta mañana Rubén Auqui Cáceres con un petulante Javier Alvarado, quien públicamente prometió arreglar "como hombre" sus marcadas diferencias con el conductor de Democracia en Radio.

El exgobernador regional de Lima Provincias, Javier Alvarado Gonzáles del Valle, se presentó esta mañana en el programa matutino “DEMOCRACIA EN RADIO” para cumplir con un acuerdo pactado días atrás con el director del mencionado espacio informativo, Rubén Auqui Cáceres. La entrevista se tornó demasiado polémica, llena de sinsabores y encuentros candentes, desde el momento en que el extitular del GORE-LIMA evitó responder a las interrogantes planteadas por su interlocutor sobre sus tantos cuestionamientos y denuncias sobre supuestas irregularidades cometidas en toda su trayectoria política. En vez de ello, Alvarado advirtió al periodista [conocido en el entorno como “el jito”], de manera desafiante, que lo buscaría para arreglar sus problemas y discrepancias personales como varones, es decir a golpes, pues según señaló ésa es la manera de defender su honorabilidad.

En primer lugar, lo que sí hizo Alvarado fue desmentir la versión del exconsejero por Huaura, Marcial Alcibiades Palomino García-Milla, quien semanas atrás afirmó ante el mismo Rubén Auqui que en numerosas ocasiones había encontrado al exgobernador regional de Lima junto a la exconsejera por Cañete, Liliana Torres Castillo, haciendo su cola en el local de campaña del partido político Alianza Para el Progreso [APP] en Jesús María, esperando su turno para hablar con César Acuña Peralta, un hecho que Palomino era una muestra de la desesperación que sentían ambos personajes de Patria Joven por supuestamente obtener una candidatura al Congreso de la República.

Además, el exmandantario regional se ratificó en aseverar que el principal motivo por el cual rechazó la invitación de APP y decidió retirarle su apoyo, fue por haber recibido información privilegiada, mucho antes de que fuera de conocimiento público, sobre los escandalosos plagios y robos de la propiedad intelectual cometidos por César Acuña, lo que lo motivó a dar un paso al costado y buscar nuevas opciones de participación en la próxima contienda electoral. En este contexto, manifestó Alvarado, es en el cual decidieron aceptar la propuesta de la Alianza Popular [APRA-PPC], quienes, al igual que muchas otras organizaciones políticas, conocían que su movimiento Patria Joven es la mayor fuerza política de la Región Lima con 218 autoridades electas. En cuanto a saldar cuentas personales, Alvarado manifestó que su presencia en dicho programa fue única y particularmente para le liquiden el pago de una apuesta cuyo saldo involucraba la suma de $ 500 dólares, los cuales serían donados a los comedores populares de la provincia de Cañete. Cabe recordar que tal apuesta data de hace seis años atrás cuando el director de DEMOCRACIA EN RADIO le aseguró al entonces aspirante al sillón regional de Lima Provincias que de ninguna manera no iba a ganar tal elección, y sin embargo los resultados no le dieron la razón, por lo cual hoy día tuvo que por fin cancelar su deuda públicamente.

Por su parte, el también exalcalde de Cañete Rubén Auqui Cáceres fue claro al precisar que no iba a prestarse a la realización de una exhibición de una pelea dentro de un ring de box como medida para solucionar sus discrepancias con Alvarado, quien había propuesto tal encuentro con la hipotética intención de recaudar fondos benéficos para los sectores populares de la provincia de Cañete. Auqui fue tajante al expresar que no generaría un escenario propicio que beneficie la candidatura al Congreso de la República de Liliana Torres Castillo y que sacie el figurettismo del exgobernador regional. No obstante aclaró que si de arreglar asuntos personales se trata, entonces accedería un encuentro púgil entre ambos, pero que sea lejano de las cámaras y los micrófonos.

A continuación ofrecemos la transcripción del audio en la que se reproduce la respuesta de Auqui Cáceres al ofrecimiento de Alvarado Gonzáles del Valle sobre la realización de una exhibición de una pelea de box en presunto favor de los jóvenes y los comedores populares:

«En todo caso sería después del 10 de abril, porque yo no voy a prestarme a tu juego. Tú lo que quieres es publicidad gratuita para Liliana Torres. Ahora, si tú quieres antes, búscame en mi casa. Tú conoces mi casa; me tocas la puerta y nos vamos a la playa, donde sea, el estadio, donde tú quieras. Pero los dos solos como hombres. Sin cámaras y sin filmadoras, como se arreglan los hombres, pues. Sino que tú quieres ser figuretti, quieres que las cámaras te filmen, que el papichulo […]».

En otro giro de la entrevista. Sobre su posición con respecto a la versión de que el terreno de Lunahuaná perteneciente a Javier Alvarado habría sido adquirido tras una serie de estratagemas legales Auqui Cáceres se reafirmó públicamente aseverando que ésa fue una posición brindada basado en las expresiones dadas por el expresidente de la Beneficencia Pública de Cañete, Víctor Candiotti, quien, durante su gestión, habría denunciado la complicidad de su predecesora Cesarina Vera Gonzáles del Valle en la presunta irregularidad. Como consecuencia a tal reafirmación Alvarado aseguró que iba a entablar una denuncia en contra del director de DEMOCRACIA EN RADIO, una demanda que el periodista dijo no tiene problemas en enfrentar, pues advirtió que no siente temor de Alvarado.

Finalmente el exgobernador regional se negó a responder las preguntas sobre las denuncias y cuestionamientos en las que estaría comprometido, tales como la denuncia sobre los S/.10 millones de soles desaparecidos durante su gestión como titular del GORE-LIMA, aquel que fue emitido bajo la modalidad de dinero por encargo, rehusándose a continuar con la entrevista, despidiéndose de manera petulante en plena transmisión y dejando a su interlocutor con la palabra en la boca. Eso sí, prometiéndole que va a enseñarle a respetar el honor de los demás [a golpes obviamente] y dejándole bien en claro que no se hace responsable de lo que suceda en ese encuentro.

FUENTE: INFORED