MPHH 2

MPHH 2

Caso JG: El proceso de apelación duraría entre 6 y 8 meses. Elecciones ya habrían acabado



Tras la decisión del JNE de declarar improcedente la inscripción del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) y del Tribunal Electoral de Todos por el Perú, la candidatura de Julio Guzmán y toda su plancha corre el riesgo de ser rechazada puesto que el camino legal que tomaría no se vislumbra tan prometedor.

Esto no lo puede afirmar cualquier persona, por ello RPP Noticias entrevistó al expresidente del Tribunal Constitucional, Ernesto Alvárez, quien se encargó de describir los próximos pasos que seguirá el líder "morado" y los motivos por los que perdería verdaderamente la posibilidad de seguir en carrera.

1. Jurado Electoral Especial (JEE)- Lima Centro

El tribunal electoral de Todos por el Perú que se encargó de elegir a Guzmán y a los candidatos congresistas, fue rechazado, por ello sus decisiones son declaradas nulas. A partir de ese momento, Todos por el Perú solo debe esperar que el Jurado Electoral Especial (JEE)- Lima Centrontro cumpla con su deber y rechace la inscripción de la plancha presidencial y la lista congresal de ese partido.

Esto ya que el JEE debe recoger la resolución del JNE y valerse de ella para determinar la no inscripción de un grupo que oficialmente ya no está validado. "Está herida de muerte (su candidatura). Lo único que hay que esperar es que llegue la etapa procedimental electoral en que se tenga que proclamar las candidaturas, y allí el JEE la va a tener que declarar improcedente".

2. Apelación ante el Pleno del JNE

Una vez que el JEE Lima Centro declare improcedente a Guzmán, este acudirá al pleno del JNE con la esperanza de que falle a su favor.

Sin embargo, para Álvarez, esta es prácticamente una causa perdida, puesto que se trata de un recurso extraordinario que es valido solamente para revisar si hubieron vicios en cuestiones de forma, es decir, para verificar el debido proceso, pero no para ver cuestiones de fondo: la decisión de fondo ya está tomada por el ente electoral.

3. Tribunal Constitucional

Según la Carta Magna ningún juez puede avocarse a una causa electoral y/o contradecir lo determinado por el organismo electoral. En caso Guzmán recurra al Tribunal Constitucional, podría hacerlo vía una acción de amparo, "pero no para retroatraer los efectos del proceso electoral sino para defender los derechos fundamentales de las personas involucradas".

Sin embargo, no podría alegar que se le impide ejercer derechos fundamentales por motivo de raza, sexo o religión. Tendría que argumentar sobre las causas administrativas, y dificilmente el TC resuelva sobre ello. Aún si su demanda prosperara, según Álvarez el proceso duraría entre seis y ocho meses y en ese lapso de tiempo las elecciones ya habrían acabado.

4. Corte Interamericana

"Hay un precedente en la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que es el caso Castañeda vs México, en el cual se señala que para efectos de procesos electorales internos de los países solamente cabe la norma interna. En cuanto a los derechos humanos que se pudieran ver afectados, sí cabe el procedimiento, pero solamente para velar el cuidado de la dignidad de la persona".

En este caso, la CIDH no puede paralizar un proceso electroral y retrotraerlo a una etapa anterior o disponer alguna medida contra la autoridad electoral nacional. "Eso la Corte no lo va a hacer jamás".

Puedes leer 
SAYÁN: UN MUERTO Y UN DESAPARECIDO EN EL RÍO HUAURA