MPHH 2

MPHH 2

Marco Arenas y Fernanda Lora fueron sentenciados tras crimen de María Rosa Castillo


La Cuarta Sala Penal para reos en cárcel sentenció a 20 años de prisión a los jóvenes Marco Arenas Castillo y Fernanda Lora Paz, por el delito de homicidio simple en contra de la empresaria panadera María Rosa Castillo, ocurrido el 5 de noviembre del 2013 en su domicilio de la urbanización Sol de La Molina, en el distrito de La Molina.



Además, Marco Arenas y Fernanda Lora fueron sentenciados al pago de una reparación civil de 200 mil soles. El colegiado B de la Cuarta Sala Penal para Procesos con Reos en Cárcel absolvió así por el delito de parricidio a los dos.

Marco Arenas, según el Poder Judicial, victimó a su madre prendiéndole fuego en Manchay Bajo, contando con la colaboración de su coacusada Fernanda Lora Paz.

Fernanda Lora Paz presentó el recurso de nulidad. "Yo no fui cómplice de ningún crimen", dijo ante la Cuarta Sala Penal. Marco Arenas, de otro lado, se mostró conforme con la sentencia.

Los magistrados concluyeron, entre otras cosas, en que Arenas no tuvo el menor arrepentimiento luego de que estrangulara a Castillo y quemara su cuerpo en un descampado de Manchay.Además, que su ex enamorada, Fernanda Lora, lo ayudó en el traslado de la víctima para su posterior incineramiento.

La fiscalía había acusado a Arenas por el delito de parricidio y solicitó en su contra 35 años de prisión, pues cuando se perpetró el homicidio era considerado hijo de la víctima. Sin embargo, durante el curso del proceso oral una prueba de ADN demostró que, biológicamente, Marco Arenas no era hijo de la empresaria.