MPHH 2

MPHH 2

SALUD SEXUAL: PUNTO P: PURO PLACER!!!


Así como las mujeres tenemos nuestro increíble y super placentero Punto G, los hombres también tienen el suyo!
Nosotras, aquí en Universo Alessandra preferimos llamarlo Punto P y no Punto G masculino, porque es el equivalente a Puro Placer; y también la inicial del órgano que le brinda a nuestros muchachones tanto disfrute: la próstata.

¿Dónde queda el Punto P?
Como dijimos el Punto P es la próstata. La próstata es un órgano glandular, de tamaño similar al de una nuez, que se encuentra debajo de la vejiga y delante del recto. La función de la próstata es producir y segregar un líquido por el cual salen los espermatozoides.
De manera externa, ubicamos este Punto entre la franja de piel que va desde los testículos hasta el ano. Si prestan atención, cuando acaricien esa zona, van a sentir un bultito como del tamaño de una almendra: ése es el Punto P. Y provoca un placer muy intenso, porque tiene muchísimas terminaciones nerviosas.

¿Cómo hacemos para estimularlo?
El Punto P, lamentablemente, para muchos y muchas es un Punto Prohibido, por los prejuicios que hay a la hora de estimularlo. Pero claro que nosotras nos vamos a deshacer de todos esos tabúes y falsas creencias, para permitir que nuestros chicos experimenten sensaciones inéditas!

Hay dos formas de acceder al Punto P. Una es de manera indirecta y la otra, de forma directa.
Si eres de las chicas más “tímidas”, te sugerimos que empieces con la primera opción. Para ello, debes acariciar la zona entre los testículos y el ano, haciendo un suave masaje con tus manitos. Y si quieres que la experiencia sea explosiva, no dudes en practicarle sexo oral, mientras le acaricias su Punto Puro Placer.

Si estás decidida a llevarlo hasta el cielo, entonces prueba hacerlo de manera directa, y esto implica que introduzcas tu dedito dentro de su ano. Claro que aquí, él también tiene que estar dispuesto. Pero les avisamos, chicos, que vale la pena intentarlo!
Empiecen acariciando la zona del ano, y antes de introducir el dedito asegúrense de que él esté bien excitado. Es conveniente que lubriquen su dedito antes de empezar, porque esta zona no produce lubricación. También, les recomendamos que tengas sus uñas cortitas y bien limadas, porque no queremos lastimarlo.

Cuando noten que él está relajado y excitado, introduzcan lentamente el dedito y busquen ese bultito, que no es más que el Punto P. Mientras acarician internamente, pueden darle estimular con su lengua su pene y sus testículos o bien besarlo profundamente!
Les garantizamos una experiencia inolvidable!