JULIO GUZMAN: “El Perú se jodió cuando se acostumbró a vivir con corrupción”

Julio Guzman,es un nuevo candidato con relativa trayectoria en el campo de la tecnocracia de nuestra politica nacional, coherente y lucido en su discurso, desde hace meses se ha venido posicionando como un candidato alternativo a los 5 que estan mediaticamente posicionados, el ultimo fin de semana el decano de la prensa peruana el Diario El Comercio, lo entrevisto, y aca reproducimos el contenido, para nuestros amigos lectores pensantes que buscan un candidato diferente que apueste por el desarrollo economico y con una vision de futuro para nuestro alicaido Perú.

En silencio y con el financiamiento de seis misteriosos empresarios, el doctor en Políticas Públicas Julio Guzmán ha recorrido el interior del país durante los dos últimos años. El ex funcionario del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), ex viceministro de Industria y ex secretario de la PCM, quiere ser el próximo presidente del Perú. Aquí sus reflexiones.

¿Qué lo diferencia de los otros candidatos? ¿Qué de nuevo le ofrece al elector?
Seré un presidente que le va a dar un norte y una visión al país, no solo me limitaré a concretar un plan de desarrollo de cara al 2021, como siempre le hemos escuchado decir a otros candidatos, sino que deseo sentar las bases de un proyecto para los próximos 50 años. El Perú tiene que abandonar la improvisación como la forma de hacer política.

Usted ha dicho que el Perú ha sido “gobernado por los peores hombres”. ¿Para usted cuál ha sido el gobierno más corrupto en nuestro país?

El Perú se jodió cuando nos acostumbramos a vivir con la corrupción. La corrupción es la muestra más grande de desamor a nuestra patria y es la razón por la que en nuestro país nada funciona. Lo que debe hacer el presidente es firmar un compromiso de lucha frontal contra la corrupción y debe presentar un informe al final de sus cinco años de gobierno. Necesitamos una reforma integral del Estado, que fue diseñado hace 30 años para administrar la pobreza y no el progreso del país.

Ha dicho que el Perú “se jodió” cuando se acostumbró a vivir con la corrupción. ¿En qué gobierno fue eso?
Cuando hablo de corrupción no me refiero particularmente a un gobierno, sino a los últimos 30 años. La corrupción está en todos lados y una sola persona no puede luchar contra ella, tiene que ser un equipo de independientes que no le deba nada a nadie.

¿Cuáles son sus propuestas concretas para luchar contra la corrupción?
Primero, cambiaría el enfoque de la Contraloría. Hoy es una institución que reacciona o interviene después de que el acto delictivo ocurrió y debe actuar antes. La Contraloría debe acompañar a los funcionarios, asegurándose de que los procesos sean los adecuados. Así a los buenos funcionarios les quitan el temor de firmar y a los malos de hacer cosas incorrectas. También designaría a un procurador anticorrupción intachable y con peso político; plantearía la muerte civil para los corruptos y para los que hayan sido sentenciados por lavado de activos y narcotráfico y, por últimos, apostaría por la reconstrucción de la Policía Nacional.

Según el Infogob usted recién se afilió a Todos por el Perú en marzo de este año. ¿Quién lo lleva a ese partido? ¿Cómo nace su candidatura?

Todos por el Perú es un partido que nunca se ha presentado solo a unas elecciones, siempre ha ido en alianza. Cuando salí del Gobierno me acerqué al partido, leí sus estatutos y principios y eso motivo un acercamiento. Tras ello, les comenté sobre mi intención de postular a la Presidencia y eso motivo el entusiasmo de sus dirigentes y militantes. Durante los dos últimos años, he recorrido el Perú construyendo bases y formando un proyecto serio y planificado. No puedo decir que me rebelo contra la improvisación si soy un candidato improvisado. No es suficiente tener educación y conocer el Estado, también tengo que presentar una plataforma y propuestas de Gobierno.

Uno de los dirigentes de su partido, Todos por el Perú es el empresario Gonzalo Aguirre, que es el esposo de Janine Belmont, quien dirige el Grupo Yanbal y Unique. ¿Detrás de su campaña está ese grupo empresarial?
No, ese grupo empresarial no está detrás de mi campaña y tampoco el señor Gonzalo Aguirre. Entiendo que traten de vincularlo a mi persona, porque él es dirigente del partido Todos por el Perú, pero él no me financia.

¿Cuál es el papel del señor Aguirre en su partido?
Reitero que él no me financia. El señor Aguirre es uno de los 15 integrantes del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de Todos por el Perú, que será renovado en un máximo de 45 días, cuando se realicen las elecciones internas. Habrá una renovación del CEN.

Usted dice que son seis los empresarios que lo apoyan económicamente. ¿Quiénes son?
Ya no son seis, son cinco. Uno ya no está apoyando porque ha sufrido los efectos de la desaceleración económica. Hay gente que nos ayuda con pequeños montos mensuales, que nos sirven para cubrir nuestros viajes al interior. Son personas honestas, pequeños empresarios y que, obviamente, tienen temor de que sus nombres sean dados a conocer por temor a represalias.

Usted ha dicho que es diferente al resto de políticos. ¿Entonces, por qué no dice quiénes son sus financistas de manera abierta? ¿Por qué lo oculta como el resto de políticos?
Discrepo porque de las 204 organizaciones políticas del país, solo dos están cumpliendo fielmente con la entrega de su información financiera. Una de esas fuerzas, es Todos por el Perú. Cuando la ley me lo exija, voy a revelar los nombres [de mis financistas]. No lo hago, porque ellos pertenecen al sector privado y no quieren verse afectados por su apoyo a mi candidatura.

Usted se hizo conocido por un tuit en el que Gastón Acurio destacó el discurso que dio en la CADE. ¿Tras ello, usted ha podido conversar con el chef?

Gastón es un extraordinario peruano, le inyectó valores a nuestra sociedad y nos ha demostrado que la diversidad no es un obstáculo para crear identidad, sino más bien una oportunidad. No he tenido la oportunidad de reunirme con él, pero si en un futuro nos apoya sería un honor.

¿Cuáles son los ejes de su plan de gobierno en seguridad ciudadana?

Primero debemos entender que no existe una bala de plata para la inseguridad, se deben adoptar un conjunto de medidas porque el sistema ya colapsó. Por ejemplo, se deben poner a más policías en las calles, reorganizar las escuelas de la Policía y el sistema 24x24 y fortalecer la investigación criminal. Asimismo, debemos plantear que todo policía que cometa un acto de corrupción o delincuencia no solo sea dado de baja, sino que pierda sus beneficios sociales y su pensión. Hay que darles donde más les duele.

¿En un eventual gobierno suyo, qué pasará con los proyectos mineros Conga y Tía María?

Vamos a promover la minería de la forma más inteligente posible. Todos ganamos con la minería, la población que se beneficia con sus inversiones, el Estado que recauda más fondos y la empresa privada que invierte. El Estado debe dejar el rol de intermediario y enfocarse en una política preventiva. Por ejemplo, Tía María venía con problemas desde el 2009. ¿Qué se hizo en estos cinco años? Nada. Ahí es donde el Gobierno debe entrar. Al alto comisionado para la prevención de los conflictos sociales se le dará el rango de ministro y participará en todos los Consejos. Cada semana nos reportará cuáles son los conflictos potenciales y en el Consejo de Ministros se va a determinar la solución a este, antes de que explote.

“No veo arrepentimiento en el fujimorismo”

¿Cuál es su balance del Gobierno de Ollanta Humala? ¿Ha sido bueno, regular o pésimo?
Mediocre diría yo. Hemos perdido una gran oportunidad para el Perú, este Gobierno no tiene visión, no tiene claridad ni ambición, y existe un vacío de autoridad y liderazgo. Debido a eso se han perdido cinco años más. Pese a ello, puedo mencionar dos cosas buenas hechas por la administración de Humala: los programas sociales, que técnicamente deben ser mejorados, y su reforma educativa. Aunque, el Perú necesita que se invierta el 6% de PBI en esta materia y eso lo vamos al lograr en mi Gobierno.

¿Qué sensación le dejan las investigaciones a Nadine Heredia?
Primero, que la corrupción está en todos lados. Y que la defensa de Ollanta Humala a Nadine Heredia es la defensa de un esposo, en estos momentos el país necesita de un líder, de un presidente de la República que nos haga reflexionar y nos una.

¿Por qué Alan García no merece tener otra oportunidad para gobernar?

El gobierno aprista no implementó las reformas que necesitábamos, tampoco hizo nada, se moría de miedo porque su primer gobierno fue un desastre. Entonces, cuando llegaron al segundo no querían hacer nada para no meter la pata y se favorecieron por el precio de los metales. Se perdió una gran oportunidad. También debemos considerar las denuncias de casos de corrupción que existen contra la segunda gestión de Alan García, ya no merecemos eso. El Perú debe mirar al futuro, tenemos que pasar de la improvisación a la planificación.

Actualmente, Keiko Fujimori está primera en las encuestas. ¿Cree que está preparada para gobernar?

El fujimorismo tiene muchas cuentas que rendirle al Perú, hasta ahorita no he visto ninguna muestra de arrepentimiento de todo lo que ocurrió [en el Gobierno de Alberto Fujimori], cuando se quebraron las pocas instituciones que el país tenía. No solo no veo una sola muestra de arrepentimiento, tampoco veo ninguna diferencia entre lo que es el fujimorismo de hoy y lo que fue en el pasado.

¿Ve en Keiko Fujimori el perfil autoritario de su padre, Alberto Fujimori?

Veo en Keiko Fujimori y en quienes la rodean la actitud del autoritarismo, de querer imponer las cosas a la bruta, de querer hacer las cosas a patadas y justificando los medios que se utilicen. Los peruanos necesitamos otra opción.

¿Ideológicamente dónde está ubicado? ¿A la derecha, al centro o a la izquierda?
Me consideró un reformista. Existen una serie de tareas pendientes que nos van a llevar a la construcción de una sola ciudadanía y de una identidad nacional.

Sus críticos dirán que es una versión más joven de Pedro Pablo Kuczynski

No soy PPK más joven ni Alan García flaco. Soy Julio Guzmán y espero que los peruanos me juzguen por mis propuestas y por mi visión del país, eso de decir que si soy de izquierda o de derecha no tiene mayor importancia para la gente, que espera que les des las herramientas para enfrentar sus problemas del día a día.

Respalda la unión civil entre parejas del mismo sexo. ¿Por qué?
Sí, nosotros estamos a favor de la construcción de derechos. Vamos a apostar por los derechos civiles para todos, queremos vivir en un país donde todos reciban el mismo trato.

¿Y apoya el aborto en casos de violación sexual?
Nosotros creemos que la mujer debe tomar las decisiones sobre su cuerpo.

Actualmente, tiene un poco más de 1% de intención de voto. ¿Su candidatura irá hasta el final?

Nosotros vamos a estar hasta el final, no hemos venido a tontear ni a conseguir una vicepresidencia o un puesto en el Congreso, no nos vamos a retirar.