NIÑO HUACHANO MUERE APLASTADO


Un niño de 12 años que se encontraba jugando pelota con sus amigos, como todos los días aproximadamente a las 6 de la tarde, en el pasaje signado con el número 186 en la av. Espinar en Huacho, fue sorprendido por una pared que le cayó encima. 

Los familiares que en ese momento veían televisión, se asustaron al escuchar el fuerte sonido del derrumbe, saliendo despavoridos a su puerta; aterrador fue el cuadro que presenciaron, vieron al niño casi tapado por los adobes de la pared que se había desplomado, su madre como pudo lo levantó y lo llevó al hospital, aunque como indican los vecinos, ningún vehículo quería transportarlo. En el hospital solo certificaron su muerte.

La pared de adobe según se pudo conocer servía como cerco de un terreno, indicando que tenía corroído los cimientos, lo cual sería el motivo de su caída.

Se informó que el niño estudiaba en el colegio La Esperanza – Pasitos de Jesús.

Ecos