KEIKO FUJIMORI RESPONDIÓ SIN PROBLEMAS INTERROGATORIO DE COMISIÓN LAVAJATO


Keiko Fujimori ingresó al Congreso, sonriente y con documentos en mano, alrededor de las 09:30 a.m. de este viernes. Media hora después, en la sala Francisco Bolognesi, comenzó la ronda de preguntas a la lideresa de Fuerza Popular por sus presuntos vínculos con el caso Lava Jato. En el centro de los cuestionamientos estuvo la frase “aumentar Keiko a 500 y hacer visita”, encontrada entre los mensajes del celular  de Marcelo Odebrecht, y los aportes que este dijo haber dado a su campaña del 2011. La excandidata presidencial negó tener relaciones con la constructora brasileña durante toda la sesión, presidida por la fujimorista Rosa Bartra, y aseguró que el presidente Pedro Pablo Kuczynski sí tuvo relación con sus funcionarios.

“Fuerza Popular nunca recibió aportes de ninguna empresa brasileña”, fue la constante en las respuestas a congresistas como Mauricio Mulder (Apra), Víctor Andrés García Belaunde (Acción Popular), Jorge Castro (Frente Amplio), Marisol Espinoza (Alianza para el Progreso) Gino Costa (Peruanos por el Kambio), miembros de la comisión. También negó haber recibido a Odebrecht, ex CEO de la empresa detenido por corrupción, y aseguró que conoció a Jorge Barata, quien fue hombre fuerte de la misma constructora en el Perú hoy también encarcelado, en una reunión con empresarios brasileños, pero que nunca hablaron en privado.

Intercambios. La seriedad entre las preguntas de los congresistas y las respuestas de Fujimori fue rota, al menos por un momento, por Costa. El oficialista mencionó los ‘cocteles’ de la campaña fujimorista del 2016 que investiga la Fiscalía, en los que Fuerza Popular recaudó más de S/ 4 millones. “La campaña del presidente Kuczynski fue un poco más costosa y él también realizó cocteles”, dijo la excandidata. “Suerte la de ustedes. La verdad a nosotros con los cocteles no nos fue muy bien”, respondió el parlamentario, ante las risas de ella y del resto de la sala. Las siguientes interacciones fueron más tensas.

Fujimori aseguró que fueron los tesoreros quien manejaron las finanzas de su campaña. “¿Pone las manos al fuego por ellos?”, preguntó Costa. “No pongo las manos al fuego por nadie. Pero puede decir con absoluta convicción que ningún miembro de mi partido, ni los tesoreros, ha recibido aporte alguno”. Costa le pidió que dé los nombres de estos responsables, pero ella aseguró que se los haría llegar “horas después” de la sesión. La excandidata recordó luego que en la campaña del 2011, PPK quedó en tercer lugar y que “él sí conoció al señor Odebrecht y al señor Barata, con quienes formó parte del directorio de una asociación sin fines de lucro”. “Fuerza Popular no sido parte de ningún directorio” y “nosotros no recibimos aportes, quizás otros partidos sí”, agregó.

Defensa.
Richard Arce, que representó al Movimiento Nuevo Perú en la sesión, le preguntó a Fujimori si tenía cuentas off-shore o si era socia o accionista de alguna empresa. “Solo tengo son mis cuentas sueldo del BCP, soles y dólares, y mi tarjeta de crédito. Mi esposo, que trabajó muchos años en el extranjero, ha venido trasladando su dinero. Tiene cuentas en nuestro país y le queda una de ahorros en Estados Unidos”, aseguró. También le pidió su opinión sobre el caso Odebrecht. “Es doloroso para los peruanos ver cómo este escándalo de corrupción internacional está cuestionando a los funcionarios de nuestro país. Los políticos tenemos la obligación de esclarecer las dudas al respecto. A eso obedece mi presencia aquí”, respondió.

La sesión acabó poco antes del mediodía. A su salida del Congreso y acompañada por congresistas de su bancada, Fujimori declaró brevemente para la prensa. "Ustedes han sido testigos de que en mis asistencia a la comisión investigadores 'Lava Jato', he contestado cada una de las interrogantes y preguntas de los congresistas de todos los partidos", declaró. "Me retiro satisfecha, orgullosa de trabajar como presidenta del partido Fuerza Popular (...), con la frente en alto porque tenemos la verdad de nuestro lado".

Investigada. El vínculo de Keiko Fujimori con el caso Lava Jato se remonta, inicialmente, a la declaración de Marcelo Odebrecht ante autoridades brasileñas de que había apoyado su campaña presidencial del 2011, así como la de Ollanta Humala, su rival y eventual ganador. Luego se conoció la existencia de la frase“aumentar keiko para 500 e eu fazer visita” (“Aumentar Keiko a 500 y hacer una visita” en el celular del brasileño, detenido en el 2015 por corrupción y que hoy colabora con la Justicia. El 29 de agosto, la Fiscalía la abrió una investigación preliminar a cargo de José Domingo Pérez.

El pasado viernes, antes de ser citada y en un pronunciamiento sobre los cuatro casos por los que la investiga la Fiscalía, Fujimori volvió a negar haber recibido dinero de Odebrecht. Sobre la frase en la agenda del ex CEO de la constructora, aseguró que nunca se reunió con él. "Si fue un proyecto o una intención, no es problema nuestro. Pero no importa, estamos dispuestos a colaborar con la Justicia", aseguró desde el local de su partido y rodeado por los miembros de su bancada, entre ellos Bartra. La Comisión Lava Jato, que también busca obtener respuestas el presidente Kuczynski, acordó este miércoles su citación.