MPHH 2

MPHH 2

El mejor Presidente fue Augusto B. Leguía ¿Y entérate porque?


“¿Quién ha sido el mejor presidente en términos de crecimiento económico? El ganador es Augusto Bernardino Leguía. Entre 1919 y 1929, el ingreso per cápita creció 4.5% por año”.

El crecimiento económico es la base del desarrollo. ¿Qué gobiernos tuvieron más éxito en hacer crecer al país durante el siglo XX? Recordemos que el Perú se atrasó durante La República pues su ingreso per cápita no era notablemente inferior al de muchos países europeos a inicios del siglo XIX. Los datos del ingreso per cápita en dólares internacionales constantes, es decir tomando en cuenta las diferencias de precios, son de Bruno Seminario.

¿Quién ha sido el mejor presidente en términos de crecimiento económico? El ganador es Augusto Bernardino Leguía. Entre 1919 y 1929, el ingreso per cápita creció 4.5% por año. A pesar de que su último año coincidió con el cataclismo de la Gran Depresión, Leguía dejó al país, en 1930, 35% más rico de lo que lo encontró. ¿Cómo le pagamos los peruanos a Leguía por sus méritos y deméritos? Lo encerramos en una celda de nueve metros cuadrados y le negamos asistencia médica adecuada, a pesar de padecer un cáncer avanzado, hasta su muerte, aislado y vilipendiado, en 1932.

El segundo presidente más exitoso es Manuel Apolinario Odría. Entre 1948 y 1956, el ingreso per cápita creció a una tasa anual de 3.8%. Al final de su gobierno, el peruano promedio tenía 35% más de ingreso. Odría sucedió a la mediocre administración de Bustamante y Rivero en que el crecimiento del ingreso per cápita apenas llegó al 1.4%. No hay duda de que hubo una enorme ausencia de libertad política durante su administración. Pero todavía hoy mucha de la infraestructura pública educativa y de salud data del ochenio.

Al sucesor de Odría, Manuel Prado, no le fue mal tampoco. El ingreso por persona creció 2.9% entre 1956 y 1962. A la economía peruana le comenzó a ir mal durante el primer gobierno de Fernando Belaunde. El Perú creció 1.7% por año entre 1963 y 1968. Cuando Velasco derrocó a Belaunde, el país solo era 9% más rico que en 1963.

Y las cosas realmente se pusieron color de hormiga entre 1968 y 1990. Las reformas velasquistas fueron un desastre para el crecimiento. Durante el gobierno militar de 1968 a 1980, el ingreso per cápita creció 1.1% por año. En el segundo belaundismo, el país decreció a una tasa anual de – 3%, que iba a ser superada por el primer gobierno de Alan García en que el decrecimiento llegó a – 3.9% por año. Belaunde y García dejaron al país 14% y 18% más pobre de lo que lo encontraron. En 1990, el ingreso per cápita era menor que en 1959.

La historia la escriben los vencedores. Pero más allá de novelas y fábulas idealizadas, los datos deberían orientar la evaluación de lo bueno y malo de los gobiernos pasados.

Por Juan Mendoza Pérez - Peru21.pe