Adiós al 'profesor Jirafales', maestro de millones de latinoamericanos


Si hay un maestro que marcó la niñez de una inmensa mayoría de generaciones de latinoamericanos es Rubén Aguirre Fuentes, o mejor dicho,el ‘profesor Jirafales’, un hombre amante de la educación y el eterno enamorado de ‘doña Florinda’ en la serie ‘El Chavo del 8’.

Su característica frase ‘taaaa, taaaa, ta’, inevitablemente rememora las múltiples veces en que el maestro no aguantaba las travesuras de los niños, especialmente del ‘Chavo’. Con su muerte, ‘la vecindad’ pierde a otro de sus clásicos personajes.

Aguirre cumplió hace dos días 82 años con un estado de salud delicado. De hecho, como pasa con muchos actores mayores, hace dos semanas se había rumorado sobre su fallecimiento. El actor mexicano estuvo once días hospitalizado por un cuadro de neumonía que le sobrevino a finales de mayo.

Aunado a esto, Aguirre padecía también de diabetes, cálculos en la vesícula, problemas en la columna vertebral y más recientemente un padecimiento pulmonar.

El hombre detrás de otra frase célebre como: ‘¿Se puede saber por qué causa, motivo, razón o circunstancia?’ y del ‘maestro Longaniza’, como también lo llamaban los alumnos de la escuela en el programa humorístico, nació en el barrio Santa Anita de la ciudad de Saltillo, en el norte de México.

Sus primeras participaciones en televisión fueron en el programa infantil ‘El club de los millonarios’ y luego ‘El club de Shory’, un programa de educación para niños. Allí conoció a Roberto Gómez Bolaños (‘Chespirito’), a Carlos Villagrán (Quico) y a María Antonieta de las Nieves (la Chilindrina), quienes serían por largos años sus compañeros de escena.

Según el diario mexicano ‘El Universal’, participó en cerca de 14 películas y 10 programas de televisión, “casi siempre al lado de Gómez Bolaños”, uno de sus más grandes amigos y quien falleció en noviembre de 2014.

Junto a ‘Chespirito’ encarnó, desde 1980, la mayoría de sus personajes como ‘Lucas Tañeda’ en ‘Los chifladitos’, el gángster ‘Rufino Rufián’ y el ‘sargento Refugio’ en ‘Los caquitos’. Sin embargo, el ‘profesor Jirafales’ fue el que lo catapultó a la fama y le dio el carácter entrañable.

En muchos medios llegó a decir que ese personaje lo sacó de las sombras y lo llevó de ser un ‘actor mediocre’ de 1,90 metros de estatura a convertirse en un ícono de la televisión mexicana y luego, como todos los personajes del ‘Chavo’, en una de las figuras más reconocidas y queridas en la mayoría de países de América.

Aguirre, de hecho, no estudió actuación. Se graduó de ingeniero agrónomo de la Escuela Superior de Agricultura Hermanos Escobar en Ciudad Juárez, una carrera que nunca llegó a ejercer.

En 1992, cuando después de 12 años al aire, el programa de ‘Chespirito’ salió del aire, Ruben Aguirre se dedicó al circo que fundó y con este hizo varias giras por México y otras ciudades de América Latina.

Tras terminar la serie, muchos de los actores decidieron continuar con sus personajes, lo que creó varios altercados que incluso llegaron a los estrados judiciales por derechos de autor. La relación entre los excompañeros no fue del todo buena fuera de los escenarios, aunque la amistad entre Aguirre y Bolaños fue una de las más sólidas.

Uno de los capítulos más oscuros de su vida ocurrió el 31 de diciembre de 2007. El último día de ese año, Rubén Aguirre y su esposa Consuelo Reyes sufrieron un accidente automovilístico.

La pareja estaba a bordo de una camioneta que, aparentemente, se quedó sin frenos. Esa habría sido la razón por la cual se impactó contra un autobús.Como resultado, Aguirre, de 74 años, recibió golpes en sus brazos y pierna derecha. Su esposa, de la misma edad, sufrió una fractura en la pierna derecha.

El incidente trajo consigo una debacle no solamente en su estado de salud, sino en su situación financiera. En el 2015, el portal de la ‘BBC’ publicó un artículo en donde repasa la situación actual de uno de los cómicos más recordados de la televisión. (Lea también:

A partir de entonces, su convalecencia agotó el monto de los seguros contratados y tanto él como su esposa, quien aún vive, permanecían en silla de ruedas.
En el 2013, el actor se retiró de los escenarios. En la madrugada de este 17 de junio, Édgar Vivar, también conocido como el ‘señor Barriga’, confirmó la muerte de Aguirre a través de su cuenta de Twitter.

Sin causa, motivo, razón o circunstancia, el maestro nos dijo adiós.