MPHH 2

MPHH 2

CÉSAR HILDEBRANDT LLAMA A NO VOTAR POR LA DERECHA

El periodista César Hildebrandt llamó a no votar por la derecha en las elecciones generales de mañana, en un artículo que publicó en su semanario “Hildebrandt en sus 13” que critica duramente a ese sector político.

“Votar por la derecha es votar por lo que nos ha postrado y desintegrado como nación. Votar por la derecha es votar por el Perú de las derrotas, del aire viciado, del conformismo que oxida”, dice el destacado hombre de prensa.

Añade que “la derecha es el pasado que se niega a morir. Es la vieja actriz que luchará con todos sus trucos y todos sus escotes para no salir de escena”.

“ESTÁN ASUSTADOS”
“Y si la izquierda ha aprendido la lección ya no postula que Cuba es el paraíso, si ya no dice que la Venezuela de hoy es un ejemplo, si ya no cree que la responsabilidad fiscal es una tontería ni sostiene que la inversión privada es prescindible, entonces es que el tablero está definido”, advierte.

Dice también que los derechistas “Están asustados. Ahora quieren el triunfo en primera vuelta. No vaya a ser que la roja, la chola igualada, la comunista le gane a su representante en el ballotage” (segunda vuelta).

Señala por otra parte que si la derecha peruana fuera letrada y simpática, qué país sofisticado tendríamos. “Pero es un hecho que tenemos la derecha más hirsuta de Sudamérica, la menos dispuesta a hacer concesiones, la menos hábil para releer el mundo que se ha creado en estas últimas décadas”.

“Fue la derecha peruana la que produjo a Sendero Luminoso, y si Velasco Alvarado no hubiese hecho la reforma agraria, Sendero Luminoso habría tenido el apoyo de grandes masas resentidas por el gamonalismo serrano. Fueron esos campesinos favorecidos por Velasco los que, a la postre, decidieron la derrota de Guzmán y sus huestes asesinas. Es tan ciega y tan torpe la derecha peruana que ni siquiera pudo darse cuenta de eso”.

El periodista critica también al modelo económico neoliberal cuya preservación a ultranza pretende la derecha y expone argumentos sólidos sobre su inviabilidad.

“No hay, en suma, modo alguno de seguir creyendo que el capitalismo salvaje nos sacará del abismo al que nos ha arrastrado. No habrá solución planetaria sin consensos próximos al socialismo, entendido este, precisamente, como la primacía de lo comunitario”, agrega.

FUENTE: DIARIO UNO